You are here

Celebrar el Año Nuevo del Sur como una necesidad ecológica y política de conexión con la tierra

Año Nuevo del Sur
Año Nuevo del Sur

Para conmemorarlo en nuestro país (Chile) organizamos actividades culturales, seminarios, talleres y encuentros socio político que nos permitieron reflexionar de nuestro rol transformador. Para los ecologistas es una oportunidad que nos permite religarnos con los ciclos de la Tierra en esta parte del mundo e invitar a nuestros compatriotas a reconocernos como hermanos e integrantes de la gran cadena de la vida que se ordena en torno a los ciclos naturales.                             

El año nuevo solar comienza en el hemisferio sur alrededor del 21 de junio. Es el día en que el Sol, después de haberse alejado, comienza a volver a este lado de la Tierra. Las noches comienzan a ser más cortas y los días más largos. Con la mayor energía solar que recibe la Tierra, comienza el renacer de la naturaleza; árboles, flores comenzarán pronto a despuntar, así como los animales a cambiar su pelaje.

Si bien, en esta época culturalmente pensamos que ese día comienza el invierno, el tiempo más oscuro y frío, en realidad es el momento en que la luz comienza a retornar y con ello la vida emerge nuevamente.

Renace la Tierra, Renaces Tú, Renace el Sur

Fruto de la colonización, actualmente celebramos en el hemisferio sur el año nuevo del hemisferio norte, en diciembre. Por eso vemos, cosas que llegan a ser risibles, como árboles adornados con nieves artificiales o viejos de pascua muy abrigados y hasta con botas, en los momentos en que se presentan las más altas temperaturas del año (mes de diciembre). Escuchamos, por otro lado, que en junio son las naciones originarias quienes celebran el año nuevo, en una costumbre que muchos consideran excéntrica. Pues bien, No es así, las naciones originarias celebran el año nuevo en junio porque esa es precisamente la fecha en que ocurre en esta parte del mundo. Los excéntricos, por llamarlos de alguna manera, son los que siguiendo modelos sobre los cuales no se deben haber detenido a reflexionar, celebran un año nuevo ajeno y sin arraigo que lo sostenga o justifique.

El celebrar el Año Nuevo del Sur tiene en nuestra época un profundo sentido social, cultural y político, para los ecologistas se debería transformar en una reivindicación política fundamental. Ello, porque nos permite religarnos con los ciclos de la Tierra en esta parte del mundo, es el momento preciso para invitar a nuestros compatriotas a reconocernos como hermanos e integrantes de la gran cadena de la vida que se ordena en torno a los ciclos  naturales. De igual modo, nos resitúa con la responsabilidad de mejorar nuestra relación con la naturaleza. Al ser los humanos la especie con mayor capacidad destructiva y que mayor daño causa al planeta, religarnos con los ciclos de la Tierra nos orienta también a renacer culturalmente y repensar nuestro camino civilizatorio, para buscar cómo resarcir ese daño.

Un año nuevo es la oportunidad para renacer a un nuevo tiempo en lo personal y lo colectivo, un tiempo de purificación, evaluación y cambio, en la búsqueda de ser mejores habitantes de la Tierra y mejores vecinos de todos los otros seres.

Este año 2015, el año nuevo encuentra a nuestro país y a gran parte de América del sur, transitando momento de crisis, pero que como todas las crisis, es también un tiempo para hacer renacer la esperanza. Una democracia real y una mayor equidad comienzan a ser una demanda que parece no estar dispuesta a esperar más, y en cuyas transformaciones, los ecologistas estamos llamados a ser actores fundamentales en cada uno de nuestros países.

Dentro de los muchos cambios que se perciben necesarios para fortalecer a los países de América del sur, más allá de los avances existentes, está la necesidad de que avanzar hacia plurinacionalidad, que permitiría restituir plenamente la dignidad de las naciones originarias, viabilizando la reintegración en lo social, cultural y educacional, así como en materias más específicas en soberanía alimentaria, salud pública y derechos humanos. Ello no sería solo un acto de justicia y restitución, sino también una oportunidad para aprender de esas culturas, tan largamente reprimidas, toda su riqueza y especialmente, su ligazón con la Tierra. Esto hoy es una necesidad para una mejor convivencia nacional y latinoamericana. Para la propia sobrevivencia de la humanidad.

Celebremos nuestro Año Nuevo del Sur en comunidad, en familia, reunificándonos con la Tierra, la cultura y nuestra sociedad.


Por: Luis Mariano Rendón y Cristian Villarroel Novoa. Dirigentes del Partido Ecologista Verde de Chile.       

Año Nuevo del Sur

Events

You can also view Upcoming Events   Past Events

Global Green Federations

Get Involved

Social Networks